El epicentro de todas las creaciones de La Cosa Nostra es nuestro obrador. Con horario intensivo, es la base gastronómica de todos nuestros productos, ya sean las bases para elaborar pizzas para nuestros restaurantes, pizzas caseras congeladas para comercializar, toda nuestra pasta fresca, los postres artesanos de Sonia, etc. Priorizando la calidad de la materia prima, un cuidadoso proceso de elaboración y una buena distribución y preservación del producto hace que La Cosa Nostra siga pisando fuerte después de dos décadas dedicadas a la gastronomía.